CHERRY PLUM para cuando queremos controlar todos los pensamientos que aparecen en nuestra mente. No queremos dejar de pensar, porque creemos que si dejamos de atender a los pensamientos perderíamos el control, a la vez estos pensamientos son obsesionantes y nos causan mucha tensión. Sentimos miedo al no entender que está en nuestras manos parar de pensar.
La esencia nos proporciona energía por la que podemos comprender cómo se puede alcanzar EL EQUILIBRIO DE PENSAMIENTOS, que es poder comprender cómo estar sin la obsesión, para comprender que el equilibrio de pensamientos es poder detener el fluir de las ideas.

ROCK ROSE para cuando no tenemos el valor suficiente y dejamos de hacer. Suponemos que si hiciéramos lo que pensamos algo malo nos ocurriría. Sin embargo deseamos hacer y no haber hecho nos causa desasosiego y frustración. Sin querer estamos paralizando vivir experiencias porque sentimos inestabilidad y miedo.
La esencia nos proporciona energía para que podamos tener el CORAJE suficiente para atrevernos a hacer lo que deseamos con estabilidad.

MIMULUS para cuando no sabemos cómo estar, porque sentimos nerviosismo, cohibimos nuestra expresión, y pensamos que no somos capaces de hacer, al mismo tiempo sentimos timidez y vergüenza. Deseamos estar con naturalidad.
La esencia nos proporción energía para que podamos tener VALENTÍA, para sentirnos capaces de expresar y hacer desde nuestro sentir.

RED CHESTNUT para cuando sentimos miedo y preocupación, porque estamos suponiendo que algo malo les puede suceder a los demás o a nosotros mismos.
La esencia nos proporciona energía para que podamos estar con SERENIDAD y aprender a no confundir la suposición con la evidencia.

ASPEN para cuando sentimos miedo y no sabemos a qué es debido. Suelen ser esos miedos que nos hacen sentir escalofríos, y que no comprendemos. Podremos achacarlos a algo que no tiene sentido para nosotros o no tienen razón de ser.
La esencia nos proporciona que podamos enfrentarnos a la causa que originó el miedo, aunque no la sepamos, lo que nos proporciona vivir estas experiencias con SEGURIDAD.

CERATO para cuando tenemos dudas y nos falta la confianza necesaria para saber por nosotros mismos qué es lo que deseamos. Para cuando nos falta autoestima porque nos falta confianza en nosotros mismos.
La esencia nos proporciona energía para sentir CERTEZA y poder establecer criterios propios, para saber por nosotros mismos qué deseamos y qué somos.

SCLERANTHUS para cuando no sabemos qué decidir. Entre varias opciones no sabemos cuál escoger, porque unas veces nos decidimos por una y otras veces por otra, lo que desencadena una profunda frustración, ya que no sabemos averiguar lo que verdaderamente deseamos.
La esencia nos proporciona energía para tener DECISIÓN, que es saber elegir con convicción.

GENTIAN para cuando sentimos el desánimo que origina no conseguir nuestros objetivos. Para cuando la frustración aparece porque ya no nos queda ánimo ni fuerzas para seguir intentando. Para cuando pensamos que no vamos a lograr lo que hemos iniciado.
La esencia nos proporciona energía para tener FUERZA, para continuar con ánimo, y así comprender que seguir hace alcanzar.

HORNBEAM para cuando no sabemos cómo aplicar el orden en nuestro entorno. Para cuando no nos es placentero el trabajo que hemos de realizar. Para cuando hacemos la labor con descuido y sin prestarle la dedicación necesaria.
La esencia nos proporciona energía para realizar la labor con la paciencia, la dedicación y el cuido necesario. Es EL BIEN HACER.

CLEMATIS para cuando no prestamos atención a lo que está ocurriendo, y como consecuencia de ello, no diferenciamos entre la realidad y lo que hemos imaginado que ocurre, por lo que los conceptos que tenemos no se ajustan a la realidad. Para cuando preferimos evadirnos y devanear o soñar con otra realidad, y sentimos frustración cuando realidad e imaginación no coinciden.
La esencia nos proporciona energía para que comprendamos qué es CONEXIÓN, que es atender, así comprendemos qué es estar con la atención en el presente.

HONEYSUCKLE para cuando sentimos añoranza y echamos de menos a algún ser querido, o sentimos que algo hemos perdido y no podemos dejar de pensar en ello, lo que hace que no prestemos atención al momento presente.
La esencia nos proporciona energía para acceder a la RESOLUCIÓN DEL PASADO para poder vivir el presente.

WHITE CHESTNUT para cuando queremos y no podemos relajar nuestra mente, y aparecen pensamientos y pensamientos generando mucha tensión. A nosotros nos gustaría poder relajar nuestra mente y poder disfrutar de un momento de paz, pero no sabemos cómo.
La esencia nos proporciona energía para que aprendamos la RELAJACIÓN MENTAL y nos ayuda a aplicar nuestra voluntad para conseguir organizar nuestros pensamientos.

WILD ROSE para cuando sentimos que no tenemos ilusión y que no encontramos ningún hacer que nos proporcione entusiasmo. Para cuando sentimos apatía y desgana.
La esencia nos proporciona energía para que comprendamos que hacer lo que nos gusta es la ALEGRÍA DE VIVIR.

MUSTARD para cuando sentimos profunda tristeza y no sabemos el motivo. A veces es tan profunda la tristeza que la vida deja de tener sentido para nosotros.
La esencia nos proporciona energía para que comprendamos qué provocó tanta tristeza y la CAPACIDAD DE ASIMILAR LO APRENDIDO, ya que esta tristeza la desencadena que no hayamos prestado atención en nuestras experiencias anteriores y no haber tenido la oportunidad de extraer un aprendizaje. Así se produce esta tristeza tan profunda, porque no hacemos consciente el aprendizaje.

CHESTNUT BUD para cuando estamos inmersos en nosotros y la vida no nos parece que sea lo bastante interesante, por lo que no estamos alertas y dejamos de extraer el aprendizaje que nos brinda la experiencia. Así no nos damos cuenta de qué es lo que ocurre, pareciendo que no podemos extraer ideas de la vivencia.
La esencia nos proporciona energía para que tengamos la oportunidad de atender, en el aspecto de considerar qué idea es la que hace que nosotros tengamos una aclaración de la vivencia, por lo que nos daremos cuenta de que identificamos cómo es aprender a aprender. Es la SATISFACCIÓN DE SABER que podemos aprender.

WATER VIOLET para cuando tenemos la necesidad de estar solos porque no creemos que los demás nos aporten nada. Nos consideramos autosuficientes y sentimos que somos distintos.
La esencia nos proporciona que podamos entender que nuestra necesidad de aislarnos se debe a la falta de comprensión de que los demás son como nosotros. AUTO-CONSCIENCIA es saber de nosotros y saber que todos somos iguales, y que todos hacemos el mismo esfuerzo para comprender que la vida es para todos.

IMPATIENS para cuando no podemos parar de hacer porque tenemos mucha inquietud y prisa. Todo lo hacemos de forma acelerada y vivimos con la sensación de estar siempre con falta de tiempo. Estamos haciendo una labor y pensando en las que queremos hacer después. Estamos tan inmersos en la aceleración que no paramos para sentir que estamos viviendo y que los demás también están en la vida.
La esencia nos proporciona estar en PRESENCIA y parar nuestro ritmo, por lo que tendremos la oportunidad de apreciar la vida.

LARCH para cuando pensamos que no podemos hacer, porque en el fondo sentimos que no tenemos ni la capacidad ni las aptitudes necesarias, lo que hace que nos sintamos menos que los que las tienen.
La esencia nos proporciona que podamos comprender que TODOS PODEMOS, ya que todos tenemos las mismas capacidades para desarrollar. Haber desarrollado las capacidades hace expresar las aptitudes. Ver en otros ese desarrollo nos hace ver nuestro potencial.

ELM para cuando pensamos que somos capaces de realizar todo lo que nos proponemos y no consideramos que tenemos límites, que son los propios del desgaste físico. El exceso de tareas provoca que se acumulen y se aglutinen, pensando que no podemos realizarlas, con lo que sentimos frustración y el estrés que provoca no saber cómo ordenar su ejecución.
La esencia nos proporciona que podamos SABER DE NUESTRA CAPACIDAD, por lo que habrá un equilibrio entre la cantidad y la capacidad.

PINE para cuando sentimos que no podemos olvidar lo que hicimos. Nos sentimos culpables y nos maltratamos. A veces infringiéndonos mucho daño. No es sólo que nos sentimos culpables sino que además no podemos compensar el daño causado, sintiendo aún mayor frustración.
La esencia nos proporciona que podamos olvidar y que podamos ACEPTAR LO QUE SOMOS, ya que, aunque hayamos hecho daño, en nosotros existe la posibilidad de cambio.

STAR OF BETHLEHEM para cuando no podemos olvidar el daño que nos han causado, y sentimos en nuestro interior el trauma que lo que nos hicieron generó.
La esencia nos proporciona que podamos OLVIDAR, y podamos aceptar que el otro puede hacer daño. Hay que considerar que todos estamos aprendiendo, y que cada uno hace según su comprensión.

SWEET CHESTNUT para cuando no tenemos la visión por la que podamos dar una salida a la situación. Y a veces estamos tan angustiados que no podemos ver que hay otras opciones.
La esencia nos proporciona que podamos DISCERNIR para que podamos ver la salida a la situación.

WILLOW para cuando no sabemos reconocer que nosotros somos los que provocamos con nuestras acciones los acontecimientos. Cuando no somos capaces de enfrentar nuestros propios límites, dejamos de ser objetivos, y pensamos que los demás tienen la culpa.
La esencia nos proporciona que podamos avanzar hacia una mayor comprensión de lo que significa RESPONSABILIDAD, que es ser objetivos con lo que realizamos y considerar las consecuencias de nuestros actos.

CRAB APPLE para cuando no podemos formar una buena auto imagen al considerar que no somos apropiados. Todo lo que consideramos en nosotros como defectos o faltas hace deteriorar lo que pensamos de nosotros mismos, lo que repercute en la imagen que nos formamos, no sólo respecto a lo que somos, también respecto a nuestra imagen física.
Este sentido que deteriora nuestra auto imagen está relacionado con un sentido profundo de auto-exigencia, lo que nos hace considerar que no somos perfectos.
La esencia nos proporciona un sentido de sí más justo, con la referencia de ser sin la des-valoración que hace que nos formemos un sentido irreal de lo que somos. Nos ayuda a considerar lo que hacemos, lo que significa que reconsideramos cómo actuamos. No entendemos el deterioro mental que supone no ACEPTAR LA FORMA cuando no consideramos que nosotros somos válidos.

AGRIMONY para cuando estamos preocupados y no conseguimos resolver nuestros conflictos, a la vez no queremos compartir con los demás nuestras preocupaciones y disimulamos que las tenemos tras una máscara alegre y un “no pasa nada”, “estoy bien”. Le quitamos importancia a los conflictos que nos atormentan, lo que nos genera ansiedad, pudiendo optar por aliviar la ansiedad con diversiones, fármacos, etc… La mayoría de las veces no sabemos cómo expresar lo que nos ocurre y nos cuesta mucho esfuerzo comunicar lo que pensamos. Creemos que los demás se incomodarían con nosotros, porque en vez de proporcionales bienestar, les molestamos con nuestras preocupaciones. Queremos sentir paz y que haya paz en nuestras relaciones, y para ello no permitimos que nuestros conflictos puedan desestabilizar la supuesta armonía.
La esencia nos proporciona que podamos comprender que la PAZ se alcanza cuando nosotros podemos expresar y comunicar desde nuestro pensar, lo que conlleva que podamos mantener una coherencia, ser más fieles a nosotros y poder estar en medio de los demás expresando libremente.

CENTAURY para cuando no podemos continuar esforzándonos en proporcionar a los demás su bienestar. Estamos cansados y hemos dejado de atender a lo que realmente queremos, y que nuestro interior está demandando. No sabemos cómo plantear que necesitamos atendernos a nosotros mismos, ya que pensamos que los demás nos dejarían de apreciar. Pero tampoco sabemos como parar esa demanda que en nuestro interior nace tan insistentemente. Es una lucha interna que genera desasosiego, y que invade nuestro sentir, porque no podemos dejar de pensar en que no podemos hacer lo que queremos.
La esencia nos proporciona que podamos comprender cómo es aplicar la VOLUNTAD. Se hace necesario atender a lo que nuestro interior demanda, porque en nosotros está la necesidad de aprender, y de sentir que somos un ser individual, que usa su propia voluntad.

HOLLY para cuando sentimos rabia, ira, deseos de venganza. Deseamos que otros paguen por lo que han hecho. No sabemos cómo detener la furia que sentimos, y que ha provocado que tengamos una reacción que no somos capaces de controlar. Reaccionamos así porque creemos que el otro ha actuado con malicia, ocasionándonos algún tipo de daño o perjuicio que no podemos ni tolerar ni consentir.
La esencia nos proporciona que nosotros podamos llegar a comprender que TODOS SOMOS los que estamos haciendo esta vida, que todos tenemos limitaciones y dificultades, que cada uno actúa según comprende, que hacer daño a los demás, la mayoría de las veces, es por no saber enfrentar las propias dificultades, porque nos faltan recursos y capacidades. Otras veces hacemos daño a los demás sin tener la consciencia de lo que estamos haciendo, porque no comprendemos que nuestros actos generan consecuencias.

WALNUT para cuando no tenemos un sentido de lo que somos, y no somos capaces de enfrentarnos a lo que es la costumbre, a lo que creemos que es lo que tenemos que hacer, a lo que se espera de nosotros, a lo que es habitual que hagamos, a lo que otros dicen que somos. No podemos construir nuestra propia individualidad porque nos sentimos empequeñecidos ante tanta amenaza, y la influencia nos empuja a no considerar lo que somos.
La esencia nos proporciona que podamos comprender que tenemos una individualidad, y que SABER QUÉ SOMOS consiste en darnos cuenta de que nosotros somos los que dirigimos nuestra propia vida.

CHICORY para cuando no queremos comprender que todos nosotros venimos a este mundo a hacer la vida, independientes los unos de los otros pero a la vez en continua unión. Nos sentimos tan solos que no queremos que los demás se aparten de nuestro lado, ni hagan su propia vida. Continuamente les estamos proporcionando lo que creemos necesitan, pero en el fondo lo que buscamos es su compañía. Es muy duro enfrentarnos a sentir que estamos solos. No comprendemos que todos formamos parte de una gran familia, que todos venimos a este mundo a construir nuestra propia individualidad, y que en la soledad podemos apreciar que todos somos Uno.
La esencia nos proporciona que podamos entender lo que es el AMOR, tan distinto de lo que pensamos que es. Amor es entender que los demás hacen su vida por su propio esfuerzo, y que cada uno se enfrenta a sus propias dificultades. Todos tenemos la necesidad de dirigir nuestra propia vida.

VERVAIN para cuando no sabemos encontrar el modo de considerar que los otros también poseen un juicio, que es el que les conduce a estimar sus valores y creencias. No podemos considerar que aparte de llevar la razón tengamos que procurar no interferir en lo que los otros deciden. Es muy importante que entendamos, que nadie puede interferir en el gobierno de la vida de los demás, porque sería una intromisión, y no sería aceptar la Ley que dice que todos somos libres.
La esencia nos proporciona que podamos considerar a los demás como seres individuales, que forjan sus propias creencias, y atienden a sus razones. La aplicación del JUICIO es para que podamos entender que cada uno es libre de dirigir su vida, y que nosotros somos los que gobernamos únicamente la nuestra.

BEECH para cuando no podemos comprender por qué los demás dicen lo que dicen, o hacen lo que hacen. Creemos que están equivocados, y no podemos dejar de pensar que sus faltas y defectos no pueden tolerarse. Criticamos sus acciones, y no atendemos a lo que podría suponer que nosotros pudiéramos identificar el origen de sus dificultades.
La esencia nos proporciona que podamos comprender qué es TOLERANCIA; comprender que en nosotros existe la posibilidad de identificar que los demás también tienen dificultades y que no pueden hacer aquello que no comprenden.

GORSE, esencia por la que podemos controlar estados derivados de la falta de CORAJE y de la falta de VOLUNTAD. Estos estados conllevan que encontremos dificultades en comprender, que si no promovemos nuestro propio avance, no tendremos la oportunidad de ser quienes dirijamos nuestro propio desarrollo.
Podemos identificar este estado porque nosotros hemos dejado de luchar. Ya no intentamos tener coraje para hacer lo que antes queríamos hacer, y nunca nos atrevimos. Ya no queremos hacer lo que demanda nuestro interior, porque nunca hemos conseguido tener la voluntad necesaria.
Nos resignamos a vivir sin coraje y sin voluntad, pensando que las cosas son así, y ¡qué vamos a hacer! Este estado genera en nosotros infelicidad, tristeza y que no tengamos ilusión por vivir la vida, lo que repercute en nuestro sistema, generando desequilibrios que nos pueden hacer enfermar.

WILD OAT, esencia que nos ayuda a dirigir nuestra atención hacia nosotros mismos, para intentar identificar que nos falta VALENTÍA, y/o CERTEZA, y/o CONEXIÓN. Estos estados conllevan que nosotros no sintamos satisfacción con nosotros mismos, ya que la falta de valentía hace que no podamos expresar lo que somos con naturalidad, la falta de certeza hace que no tengamos confianza en nosotros, y la falta de conexión hace que al no atender a lo que ocurre no podamos saber identificar qué es realidad. Al no comprender el motivo de la insatisfacción, pensamos que tenemos que buscar algo fuera de nosotros que sea lo que nos de satisfacción. A veces tenemos la sensación de que hemos de realizar algo importante, que no estamos haciendo, y que no sabemos exactamente qué es, es una sensación que nos hace entrever que no somos felices.
Al generar este estado de insatisfacción, nosotros no podemos generar condiciones para que todo nuestro sistema funcione satisfactoriamente, por lo que pueden aparecer desequilibrios que generen la enfermedad.

OLIVE, esencia por la que podemos controlar lo que provoca la falta de DECISIÓN, que es no saber por dónde vamos a conducir nuestro hacer, a la vez sentimos frustración, derivada de no encontrar cómo descubrir lo que queremos, y de no saber decidir con premura. El estado mental que subyace a la falta de decisión es caótico, porque no sabemos encaminar nuestro hacer, y pensamos tantas opciones como posibilidades se nos ocurren.
También podemos controlar la falta de FUERZA, que viene derivada de no comprender que la vida consiste en que hemos de intentar otra vez, hasta conseguir el objetivo. No podemos comprender que hemos de continuar, y que el esfuerzo es la manera en que nosotros podemos conseguir atravesar los obstáculos que vamos encontrando en la vida. A veces no podemos controlar la inmensa inquietud, que es no poder comprender que todos los obstáculos se vencen con la fuerza y el buen ánimo, que es estar siempre dispuesto a seguir intentándolo. Este estado genera mucha intranquilidad, y el deseo de no conducir nuestro hacer hacia la conquista del objetivo.
Así podemos controlar con esta esencia la falta de decisión y la falta de fuerza, porque ambos son dos estados que generan, en situaciones de cronicidad, mucha tensión. Esta tensión hace que no tengamos fuerza para continuar con nuestro hacer. Estamos agotados y nos sentimos frustrados.
Este estado provoca que no podamos mantener un estado de paz interna, siendo constante el impulso de esta tensión sobre nuestro sistema, pudiendo provocar la enfermedad.

OAK, esencia por la que podemos controlar esos estados en los que no conseguimos mantener un equilibrio entre esfuerzo y descanso. No podemos considerar dejar de trabajar, aunque tengamos el aviso que emerge de nuestro interior, que nos indica que ya no tenemos energía para continuar haciendo el esfuerzo. Este aviso emerge a la par de atender a nuestro hacer, ignorándolo. Incluso sabiendo que es necesario el descanso, al aviso lo continuamos ignorando.
Así se destruye nuestro sistema, continuando con el esfuerzo a pesar de las advertencias. Es un estado de tensión que se limita a la zona donde el esfuerzo es más persistente, aún así puede considerarse que tales esfuerzos conllevan la posible des-estructuración del todo el sistema.

VINE, esencia por la que podemos controlar el estado que se deriva de creer que nosotros llevamos siempre la razón. Es un estado de mucha tensión porque queremos imponer a los demás nuestros criterios, queremos que nos obedezcan, porque creemos que nosotros sabemos cómo dirigir sus vidas. A raíz de no comprender cómo es que no admiten que nuestro consejo sea beneficioso para ellos, nos irritamos, y nos comportamos como seres sin JUICIO, que no admiten que otros no quieran que se les dirija su propia vida.
Este estado impide que nosotros podamos reaccionar con equilibrio, contribuyendo a desestabilizar todo nuestro sistema, lo que podría provocar la enfermedad.

ROCK WATER, esencia que nos ayuda a reconocer que nosotros no podemos exigirnos ser de una condición que todavía no hemos aprendido a ser. Es un estado de profunda insatisfacción, porque en el fondo, no conseguimos admitir, que no podemos continuar fingiendo que ya no podemos mantener la auto-imagen que nos habíamos forjado. Es una falta de AUTO-CONSCIENCIA; es no saber qué somos. Este estado no es querer ser perfectos, es querer ser distinto de lo que se es.
También para darnos cuenta de que estamos viviendo aceleradamente, por lo que no llegamos a comprender que todo lo hacemos deprisa, sin PRESENCIA, sin prestar atención, ni a lo que estamos haciendo ni a lo que ocurre. Este estado es de máxima tensión por querer hacer el máximo en el mínimo tiempo.
La auto-exigencia impide que nosotros podamos encontrar un sosiego por el cual podamos mantener un equilibrio, lo que repercute en nuestro sistema, pudiendo provocar la enfermedad.

HEATHER, esencia que nos ayuda a controlar los estados que son producidos por mantener un excesivo control al no poder encontrar cómo comunicar lo que nos preocupa, no encontramos cómo sentir PAZ y no encontramos cómo atender a nuestras preocupaciones. Este estado genera ansiedad y la frustración por no saber ser coherentes.
También nos ayuda a controlar los estados que son producidos por la necesidad que tenemos de que los demás nos atiendan, no podemos comprender que el AMOR significa dejar libres a los demás. Queremos controlar todo lo que hacen para poder encontrar cuándo ellos consideran nuestra presencia, sintiéndonos muy desdichados cuando no cuentan con nosotros.
Estos estados producen tormento, ya que no podemos dejar de pensar, aglutinándose los pensamientos en la mente, generando desasosiego y frustración por no encontrar el equilibrio, lo que repercute en nuestro sistema, pudiendo provocar la enfermedad.